Historias sin principio ni final

by Los Marañones

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

    Descarga inmediata de las 13 canciones del álbum en el formato que prefieras (MP3 320kbps, FLAC, etc.). Incluye libreto completo en formato PDF.
    Purchasable with gift card

      €8 EUR  or more

     

1.
Veo la calle desde mi asiento, coches que pasan, niños corriendo, pido café, me tengo que despertar. Leo en la prensa una noticia, miro la hora, no tengo prisa, pienso en tu voz y empiezo a recordar. Cosas del pasado, planes entre tú y yo, todo se quedaba en nuestra imaginación, los estudiantes beben Coca-Cola en Tiananmen, esta vez, puede ser. Me he peleado con la tostada, mientras afuera suenan campanas, llega la hora de la revolución. Cualquier detalle me recuerda que no estás, bajo la mirada, leo de nuevo el titular, los estudiantes acampando en la Puerta del Sol, otra vez, pienso yo. Dejo la prensa sobre la mesa, voy a la barra, pago la cuenta, llega la hora de la revolución.
2.
Viva la buena vida, brisa de atardecer, paseo en la playa, al hombro la toalla, recordando que tú no estás. Viva la buena vida, chicas en bañador, calor de verano, la arena en mi mano me recuerda que tú no estás. En la playa tumbado al sol, me pongo muy triste pues tú ya te fuiste, y ahora tienes que trabajar. Dicen que soy un golfo, ganas de criticar, si no está presente tu cuenta corriente y aún lamento que tú no estás. Tú te marchaste y ya no sé qué hacer, tú me dejaste sólo en el hotel. Vuelve, querida, que ya no sé qué hacer, amo la buena vida como un marqués. ¡Qué bien vivir sin trabajar!
3.
Otro verano lento y todo está desierto, parece que en esta ciudad solo estemos tú y yo, tú y yo. Bajo este cielo abierto se ha detenido el tiempo, quisiera poder pasear por tu mundo interior. En el silencio que flota en el aire comienza a subir el calor. Vente conmigo a la sombra que escuche el sonido de tu corazón. Ahora que estamos solos quiero contarte algo pero me faltan palabras, no sé qué decir, yo soy así.
4.
Partí hacia el sol pero sin dirección, volando al fin, volviendo a ti. Dónde está el norte, no te puedo decir, de qué manera hemos llegado hasta aquí, todo irá bien, confía en mí. Nada está previsto, todo puede pasar, sólo tengo que dejarme llevar flotando entre Centauro y Orión. Voy de aquí para allá, no tengo dirección, saludo a la luna, toco el sol. Voy de aquí para allá, no tengo dirección, y a las estrellas digo adiós.
5.
Cuentan que un hombre misterioso de la nada trajo una canción. Es difícil de creer, difícil de creer, pues ya nadie recuerda qué cantó. Cuentan que hace mucho, mucho tiempo las guerras se perdían por amor. Es difícil de creer, difícil de creer, quizá si hace tanto tiempo, ¿por qué no? Si así lo dicen, así será, posibilidades hay para cansar, hay tanta historia de aquí y de allá, que al menos una será verdad. Cuentan, y dicen que es secreto, pero lo sabe todo el mundo ya. No paran de contar, no paran de contar, historias sin principio ni final.
6.
Al diablo me encontré en la calle, se acercó derecho hacia mí, saludó y me dijo: "Hola, hombre, no te engañé, soy lo que ves". Por la noche conocí a un ángel, se tomó una copa junto a mí, cuando pregunté me dijo: "Sabes, no te engañé, soy lo que ves". Ahora que no estás no te puedo olvidar, siento que tal vez la ocasión regresará, sólo somos gotas en el ancho mar. Siempre que te veo me pregunto si algún día tú comprenderás que esta historia fue un error absurdo. No te engañé, soy lo que ves.
7.
Puedes ver que no me puedo concentrar, y si pienso ya no sé lo que pensar. Esta vez estoy perdiendo la cabeza. Como ves he despedido a la razón porque discrepaba con el corazón, no paraban de pelearse ni un momento. Aún recuerdo cuando todo era normal, comportándome como un tipo cabal. Ahora nada tiene ya ningún sentido. Pero tengo que admitir que estoy mejor, no hace falta que llamemos al doctor, sólo es que estoy perdiendo la cabeza.
8.
Soy el hombre del melón porque me ha tocado a mí, yo no lo quería pero al fin yo soy el hombre del melón. Sonriendo entré como un loco en su salón, señoría, fue un mal trago. Me dijeron que no podría sostener el placer de mis fracasos, ya no sé. Dígame qué puedo hacer, la torpeza no la vi, la fianza ayer me la bebí, no lo tenga en cuenta usted. Y, si no es mucho pedir, dígale usted al alguacil que me deje equivocarme, y recuérdele cuando más de alguna vez fuimos ambos temerarios, yo lo sé.
9.
Salgo muy temprano, cuando asoma el sol, busco el horizonte y me voy... La carretera al sur, donde el cielo es azul todavía. Voy a volver allí, pasaré a por ti, la recorreremos de nuevo juntos los dos. La carretera al sur, donde el cielo es azul como ayer. Donde ya no hay ley, nos podemos esconder, empezar de nuevo, olvidarlo todo y vivir. Ven junto a mí, si no pueden encontrarnos no podrán hacernos daño nunca más.
10.
En la jungla es normal que conozcas animales. No son gallinas ni burros, voy a explicarte cuáles. En la jungla hay leones que perdieron su melena, loros grises, monos tristes y hasta alguna hiena buena. Qué bien vamos a pasarlo en la jungla de mi barrio, Hay de todo en esta jungla, también muchas malas lenguas. Ten cuidado, no te juntes con serpientes y culebras. En la jungla me escondía pero me cansé de esperar. Ahora cazo alimañas alguien lo agradecerá.
11.
Aunque sientes que tu vida es intachable y no dejas escapar ningún detalle, no lo puedes evitar, estás fuera de lugar porque, paisa, eres impecable. En tu vida todo debe ser perfecto, actuando más allá de lo correcto, pues no existe nada ya que te puedan censurar, y es que, paisa, eres impecable. Pero nadie sabe comprenderte, acariciando una idea genial. Y te alegras de vivir de funcionario y de ser el más formal de todo el barrio, ya no puedes escapar de tu jaula de cristal, porque, paisa, eres impecable.
12.
Sin remedio 03:26
Lo hice bien, lo hice mal, lo hice a veces regular, pero fue por ti y por nadie más. Si te engañé fue sin querer, pero tú perdóname, yo ya te perdoné más de una vez. Sin remedio, sin remedio. Tú ya sabes que te quiero. Sin remedio, sin remedio. No te lo tengo que decir. Me gustas tú, lo sabes ya, y casi más cuando no estás. Es algo difícil de explicar. Si faltas tú, no sé quién soy, y si apareces ya no estoy. Son las paradojas del amor
13.
Se está enfriando el sol, azul es su color, invierno de metal, mentira es verdad. Confundes mi razón, despiertas mi pasión, no puedo comprender qué me hace enloquecer. Oh, luna de abril, no me hagas mal, no seas así. Lujuria es tu piel, locura es lucidez, borracho estoy de ti, licor de frenesí. Qué es lo que puedo hacer para calmar mi sed, si has de regresar el tiempo lo dirá.

credits

released November 30, 2012

Perdición PER1201

Producido por Miguel Bañón

Miguel Bañón: guitarras, armónica y voces
Carlos Campoy: piano y órgano
Román García: bajo
Pedrín Sánchez: batería y percusión

Grabado en Murcia entre marzo y septiembre de 2012
Sonido: Miguel Bañón y Alberto Belando
Mezclado y masterizado por Miguel Bañón

Portada: Román
Fotos: Inma Alcázar

license

all rights reserved

tags

about

Los Marañones Murcia, Spain

Los Marañones, haciendo rock & roll (o como quieras llamarlo) desde 1987.

contact / help

Contact Los Marañones

Streaming and
Download help

Redeem code

Report this album or account

Los Marañones recommends:

If you like Los Marañones, you may also like: